Ken el novio de Barbie, pero humano

Justin+Jedlica+Out+Shopping+Beverly+Hills+v_cJkZXVvqcl[1]
Si eres varón, seguramente que en muchas ocasiones has deseado tener el cuerpo que todas las chicas envidian o sencillamente parecerte a algún personaje de tus series favoritas o incluso tener el cuerpo de aquel dibujo animado que tanto te gustaba. Pero ¿hasta qué punto estarías dispuesto a llevarlo?

recent-large-2[1]

Bueno, un joven llamado Justin Jedlica, de 36 años de edad, se había propuesto en convertirse en un modelo de carne viva de Ken, el novio de la muñeca Barbie. Y es que este muchacho se ha realizado muchas operaciones con el fin de parecérsele bastante, y no sólo parecerse sino en convertirse en el Ken humano.

Hubo una época en la cual sólo eran las mujeres quienes se obsesionaban con la idea de tener un cuerpo perfecto y envidiable, sin embargo eso hoy en día no sólo es cosa de mujeres, sino que también ha pasado a ser un detalle del colectivo masculino, quienes ahora pretenden ir al gimnasio, para desarrollar músculos para así sorprender a las muchachas.

Pero este chico ha ido mucho más allá, ya que se ha realizado 90 operaciones quirúrgicas con el fin de convertirse en su obsesionado Ken.

Si sacamos cuentas pues este Ken ha llegado a gastarse más de 100’000 dólares con el fin de mejorar su fachada en cirugía estética. Esto no termina aquí sin embargo, ya que ha mencionado que no piensa dejar de realizarse operaciones si no se siente satisfecho con su apariencia, ya que tiene como meta una transformación completa.

Hasta el momento entre sus muchas operaciones de cirugía estética ha conseguido modificar sus glúteos, el pecho, el abdomen, los bíceps y sus tríceps. Incluso el mismo ha mencionado que se encuentra conciente de lo que la silicona pueda afectarle en el futuro pero también menciona que ese es un pequeño pago a fin de obtener un cuerpo perfecto.

Y ¿tú qué opinas al respecto? ¿Llegarías hasta este extremo con el fin de convertirte en el hombre más huapo en la historia y de paso convertirte en un Ken humano? Las respuestas podrían ser muy interesantes, así que coméntalas.

Comer cucarachas, larvas y gusanos vivos pueden matarte

comer-insectos[1]
Un hombre en Estados Unidos participó de un concurso bastante interesante el cuál consistía en ingerir cucarachas, gusanos y larvas vivos, este hombre ganó y perdió al mismo tiempo.

Lo que pasa es que este hombre logró ganar el concurso pero perdió con esta su vida, y ahora te preguntarás ¿cómo?

Lo que sucedió es que este hombre ingirió docenas de estos insectos en su mayoría cucarachas y pues luego empezó a tener ataques de vomitos, lo cuál al poco tiempo le hizo perder el conocimiento y algunas horas después cuando el premio estaba listo a ser entregado se certificó su fallecimiento, pero vaya reconocimiento puesto que el premio de este interesante concurso era una serpiente pitón.

En pocas palabras podemos decir que la intensión de este concurso era que el participante muera sí o sí. La tienda organizadora de este tipo de concursos se llama Ben Siegel en Miami que es una tienda de reptiles.

A esta competición asistieron unos 30 participantes, y por supuesto todos con la intención de ganar el premio y también por supuesto un poco de comida cruda.

Lo interesante de esta competición es que  solo a Eddie, quien fue el que murió, le pasó todos estos detalles. A ningún otro concursante le sucedió ni tampoco se sintió indispuesto. Es por eso que se sospecha que fue debido a una reacción alérgica u otra circunstancia.

El propietario incluso indicó lo siguiente:

Estamos muy apenados en la tienda por la muerte de Eddie. Era muy sociable y divertido y se ganó a la gente.

Eddie, asistía al concurso en el que se regalaba una pitón al que más cucarachas vivas e insectos consumiera durante 4 minutos sin vomitar, ¿se lo puede imaginar? ¿haría todo eso por una pitón?

Todos los participantes en la competición eran conscientes de lo que estaban haciendo y habían incluso firmado un documento aceptando la responsabilidad.

Esta afirmación, la realizó el abogado de Siegel quien incluso de esta forma libró de responsabilidad alguna a la tienda de reptiles Ben Siegel por la muerte del hombre, quien parece haber trabajado en algún tiempo en la tienda en cuestión.